miércoles, 27 de octubre de 2010

Cruz Roja.

Me llamo Laura Chaparro y actualmente estoy trabajando para Cruz Roja captando socios en la calle. Siceramente he de reconocer que es un trabajo que se hace duro y donde la gente muchas veces no te deja tiempo si quiera para expresar lo que esta ONG hace y las ayuda que ofrece. Por lo que muchas veces decimos que somos psicologos de calle porque la gente a veces nos cuenta sus problemas y al menos después marchan con una pequeña sonrisa.

Durante una tarde se preguntas a personas con traje,a gente bien vestida y mi chaleco rojo actua como reflectante y me esquivan.
Ayer, encontré a un hombre, Salva de 38 años.
Salva llevaba un jersey y unos pantalones sucios, al principio pensé en no pararle pero andaba solo y decidí darle algo de conversación.
Le comenté si conocía Cruz Roja, y muy muy por encima lo que Cruz Roja hacía.
Salva me cortó y me dijo que me quería ayudar, que quería ayudar a Cruz Roja.
Me contó que cuando era más joven sus padres lo tiraron de casa. No sabe a penas escribir. Actualmente vive en una calle abandonada, da paseos, y esta buscando trabajo. Mientras tanto está cobrando del paro y le gustaría tener un piso alquilado. A pesar de vivir en una casa abandonada me dijo que el quería donar 10€ al mes y que ojalá pudiese darme más pero que actualmente no podía, que intentaría subirlo. Me lo decía preocupado.
Le comenté que no pasaba nada que 10€ estaban muy bien y que ojalá hubiese más gente como él, que teniendo más daban mucho menos y que muchas ni donaban 6€. El me dijo que no lo entendía, pero que prefería dar ese dinero para una buena causa que así al menos no se lo gastaría en algún vicio.

A continuación se sentó en el banco de al lado a donde yo estaba y de vez en cuando me hacía preguntas sobre Cruz Roja. La verdad es que no olía muy bien y su hindumentaria dejaba claro que hacía días que llevaba la misma ropa, pero Salva, al menos lo poco que podía dar lo dio, para quizás otro que lo necesitará más que él.

Ayer aprendí una gran lección.
Gracias.

5 comentarios:

Miriam. dijo...

A la gente que puede dar y no quiere le diría: menos trajes y mas solidaridad...

Por cierto, me tienes desinformada eh! Creo que tienes cosas que contarme verdad? jajaja.

Espero la siguiente publicación! :D

Luismi dijo...

porque es la gente que lo ha pasado mal la que de verdad comprende cómo está el mundo, y no nosotros que somos todos unos malcriados :S

pues eso, que deberían cambiarse las tornas, ese hombre debería liderar un banco, y otros tantos banqueros a la calle ¬¬

P.D.: me has encendido la curiosidad por la Cruz Roja xD

Osa Mimosa dijo...

Increíble. Sorprenderte.
No tengo nada más que añadir.

Un beso Laura!

Alice dijo...

Yo trabaje en cruz roja por un tiempo haciendo lo mismo que tu, y vaya si es duro intentar que la gente te escuche, pero si que me di cuenta de que normalmente daban mas siempre los que menos tenian, la vida nos da lecciones...

muy bueno tu blog

Saludoss

Danichi dijo...

Nunca se sabe realmente quien va a dar un poco por los demás, desde luego fue una sorpresa.

un +1 a luismi!

un beso lau

Videos

Loading...