sábado, 6 de agosto de 2011

Sé que escribo en ocasiones concretas, y que no llevo un ritmo diario pero a veces no tengo el tiempo necesario.
Hoy es diferente, porque hoy es 6 de Agosto de 2011 y hoy mi chico cumple 21 añazos.


Creo que nunca en la vida he visto algo tan íncreible como lo es él. Me pasaría horas, contemplándolo simplemente. Mirándolo así, mientras duerme incluso me relaja, me hace ver lo grande que es el mundo y lo pequeños que somos nosotros y lo insignificante que podemos llegar a ser en este universo, pero que a pesar de todo eso, lo veo. De todas las cosas que hay siento la suerte de poder tenerlo en frente mientras duerme y poder contemplarlo con una sonrisa.

Me siento afortunada de que esté a mi lado. La verdad es que soy una de esas personas que piensa que encontrar a la persona adecuada es complicado porque pensandolo bien, somos millones de personas en el mundo. Y por los motivos que sean elijes a una persona y lo complicado es que esa persona también te elija a ti de entre las millones de personas que hay. Es algo especial y mágico, es algo que no se puede explicar y uno de los motivos por los que me siento tan afortunada ahora mismo.

Él es una persona maravillosa, que siempre me hace reir, quiere verme feliz, es cariñoso, me besa, me abraza, bromea conmigo, es dulce y sobre todo, me quiere. Y me quiere tal y como soy yo, así de sencillo. No me hace falta ser diferente, no tengo que aparentar nada, doy mis opiniones cuando creo darlas, y pienso de una determinada manera, que no por ello quiero decir que simpre lo haga todo bien, pero soy así y él me quiere por ser así.

Si tuviera que hablar de los sentimientos no sé ni el tiempo que me llevaría; porque, ¡por un lado diría tantas cosas! Pero es que por otro no sabría ni que decir, ni cómo explicarlo. Es un sentimiento mutuo que ambos sentimos que hace que una mirada, una sonrisa una palabra sea especial. Hace que todo momento sea único y digno de admirar, hace que los momentos juntos nos llenen de mágicos momentos de una vida juntos.
Es una sensación increíble y preciosa. Se sabe, cuando te emocionas al hablar de esa persona, cuando no hay palabras que lo describan, cuando no tienes palabras para explicar lo maravilloso que es, lo que te hace sentir.
Es una sensación diferente, algo que te recorre todo el cuerpo y hace que al escribir esto "se me pongan los pelos de punta". Es una especie de energía que sientes.
Te sientes mejor, más seguro.
Es dificil de explicar.
No tengo ojos para nadie más. Cada día al despertar me alegro de que este ahí, por lejos que esté, pero ahí. Que siga conmigo, que yo haya sido su elección.

Creo que nunca en la vida he sentido algo tan increíble hacia una persona.
Me siento realmente enamorada, enamorada hasta los huesos.
Te quiero, te quiero como jamás querré a otra persona.


Te quiero para siempre.


Espero que durante toda tu larga vida sonrías, seas feliz y disfrutes; y espero poder estar a tu lado para verlo porque si te veo así, seré yo, la que sonría, sea feliz y disfrute de la vida, porque sé que tu estarás a mi lado.




Te quiero con toda mi alma.


Felicidades mi amor.

Videos

Loading...