domingo, 27 de diciembre de 2009

Amelia

Amelia.
Los amigos la llaman Lia, pero nosotros la llamaremos Amelia. Todavía no la conocemos pero yo os contaré de ella.
Amelia se levanta temprano todos los días para ir a clase. Se pone sus vaqueros más ajustados y su camiseta más ceñida. Amelia ve los días grises todos los días.
Va al cuarto de baño, se peina su cabello moreno. No se pinta. Odia su imagen.
Se va a clase y no, no ha desayunado.
Camina por la calle, triste, Gorda. Dice que esta gorda.
Amelia mide 1'68m, pesa 40kg.
Llega al instituto:
-Lia que guapa estás, ojalá estuviera tan delgada como tu.
A Amelia le reconfortan estas cosas y sonríe.
Realiza sus horas de clase, a la hora del almuerzo toma un café.
A la hora de la comida le dice a sus compañeros que tiene que estudiar.
Por la tarde va al gimnasio, se machaca. ¡Hay que perder calorías!
Después, atletismo.
Por último su cena, Amelia tarda mucho en comer y espera que acaben sus padres y su hermana. Una vez se van todos tira todo a la basura y coje una manzana.
-Amelia, hija, ¿ya te has comido lo del plato? Cojete algo de postre que estás muy delgada.
-Sí mamá! ya me estoy comiendo una manzana.
Cena de Amelia = Manzana.
Total de alimentos ingeridos por Amelia = café y una manzana.
Amelia, mira diferentes revistas...
-Ojalá fuese tan guapa como ellas...
Amelia se va a dormir.

Al día siguiente Amelia se levanta. Se mira al espejo. Según su percepción piensa que pesa unos 100kg aproximadamente. Se mira de frente, de perfil. Nada no le convence.
-Todavía tengo que hacer más ejercicio. - piensa.
Es sábado. Se pone sus deportivas y unos pantalones de deporte donde con su cuerpo puede bailar en su interior.
Sale a correr y se pone su música. Recorre aproximadamente unos 7km. Para y descansa. Bebe agua. Se tumba en un césped y comienza con los abdominales. De todo tipo. Se deja finalmente 5min para descansar y vuelve corriendo.
Llega a casa y no hay nadie, se ducha.
¡Todos a comer! - grita la madre.
[pasan 8min...]
-Lia he dicho que a comer.
- No mamá ya he comido por ahí que esta mañana he salido.
- Me lo podías haber dicho hija.
- Lo siento mamá es que me han llamado y nos hemos entretenido y hemos aprovechado la hora que era para comer.
- ¿Con quien has ido?
- Con nadie mamá, no los conoces.

Ahora Amelia se pesa. Ha perdido medio kilo. Se siente orgullosa de si misma. Controla su alimentación, ella manda sobre su cuerpo, come cuando ella lo decide. No tiene hambre, ella decide eso también. Su cerebro manda sobre su cuerpo. Se siente que controla.
Amelia lleva haciendo esto medio año aproximadamente.
Antes pesaba 60kg. Ahora 40kg.
Empezó con dietas y terminó siendo anorexica.
Nadie lo sabe.
Amelia tiene 17años. Ha perdido la regla.
Amelia ingiere una cantidad mínima de calorías al día. Esta todo controlado. Sabe lo que come y las calorías que pierde su organismo para digerir dichos alimentos.
Amelia se está suicidando sin saberlo.

10 comentarios:

mariona. dijo...

lee Irene en mi blog :)


pobres amelias.....
espero que disfrutes de Barcelona, besos.

mariona. dijo...

yo tambien tengo nutrición este año....

los TCA son algo muy serio, y demasiado presente.... en fin, me ha gustado tu enfoque

anabolizante dijo...

Uhmmm
da muha lástima.
Como se nota que estudias dietética.
Yo soy como Amelia antes jaja, mido 1.68 y peso 60 kg (bueno, quizás 61 jaja).
No puedo imaginarme con 20 kg menos.
Que fea estaría.
Muy buena entrada.
Un besoooo!

light my fire dijo...

hoy en día por mala suerte hay muchas amelias. y la verdad, esto debería ir cambiando, el físico parece lo más importante...

sonrisaaaa dijo...

Amelia tan solo es una esclava de los pensamientos de este mundo. Tan solo espero que algun dia se de cuenta y se libere de ese extraño cuerpo, que en realidad, no es suyo
Besooooos
Byy:Sonrisaaaa :D

La Chica del Tirso dijo...

Hay muchas Amelias por ahí. Si la tuya existe, ayúdala ahora que etás a tiempo.

C:

sonrisaaaa dijo...

Pásate por mi blog :P
Besos!

X dijo...

Me ha gustado, muy bien escrito. Y bueno, añadir más sería repetir lo dicho por todo el mundo. Lo triste es que Amelia existe, y si no es alguien que conoces será alguien que no, pero el mundo está lleno de Amelias.

Y ya puestos, ¡feliz año!

cristina dijo...

feliz año guapaaa!

javixu dijo...

Quien lo ha vivido de cerca, sabe lo dificil que es esta enfermedad.
Me gustó pasarme por aquí.
Un besito y feliz año

Videos

Loading...