domingo, 26 de octubre de 2008

Te echo de menos

No me acostumbro todavía a decir casa de la iaia en vez de "me voy a casa de los iaios..."
Entro en la casa de mi iaia, me saluda con los brazos abiertos. Mi madre y mi padre ay estaban en casa ya que mi hermano y yo hemos ido en bici más tarde porque teníamos que hacer cosas. Entramos, mi hermano se va para el comedor y yo me quedo en al cocina, donde estaban mi madre y una vez llego mi iaia y entablan de nuevo la conversación que al parecer mantenían, yo me siento en un taburete. A la media hora o así me levanto y voy camino del comedor y digo en voz alta " ¡Aiis voy al comedor que ni si quiera le he dado un beso al iaio! " Dejan de hablar de pronto, ni si quiera me he dado cuenta. Me asomo miro donde siempre se sentaba, veo que no está y entonces me percato de lo que he dicho. Vuelvo a la cocina, mi madre y mi iaia me miran, no digo nada y me siento.


Te echo de menos. He entrado en tu habitación y he visto las fotos de la caja, de cuando eramos pequeños en los cumpleaños y tu sonreías. Y las tantísimas fotos que os hicisteis la iaia y tu cuando os fuisteis de viaje, que guapos salís los dos. Me encanta cuando veo una foto y estás sonriendo. Estás tan alegre, tan como eras tú. Hay momentos en los que aun no me lo creo, aun que el otro día casi se me borra una foto tuya del móvil, la que tengo de fondo, ¿recuerdas? ya te lo dije... y bueno casi se borra y me eche a llorar como no lo había echo desde el día que me enteré de que ya no te iba a ver. Creo que me di cuenta de la importancia de la foto y que es una de las pocas cosas que tengo para verte. Me di cuenta de que ya no iba a tener la oportunidad de volver hacerte otra, ni de darte un abrazo...
Siempre te querré

lunes, 13 de octubre de 2008

me gusta cuando llueve ...

Abro la ventana y una ráfaga de viento húmedo entra por mi nariz, inspiro el aire frió y lo exhalo más caliente. Miro a ver si consigo hacer vaho. Miro a mi alrededor, la gente pasa bastante rápido, pero no me concentro en ello, miro al cielo, últimamente esta bastante gris, yo creo que es desde que te fuiste, pero bueno intento dejar de pensar en eso. Creo que va a llover, un aire frío recorre mis huesos, al momento oigo un gran estruendo, un relámpago ilumina mi rostro junto con el resto de la finca. Los relámpagos no cesan y durante cinco minutos hace que la ciudad sea una gran discoteca. De pronto una gota fría cae sobre mi cabeza. Baja haciéndome cosquillas esquibando mi pelo, no tardo mucho en sentir muchas más, comienzo a pensar en ti y mis lágrimas recorren mis mejillas, me gusta cuando llueve porque no se nota que estoy llorando, además de que la lluvia me da una inmensa tranquilidad. Meto la cabeza en el interior y miro desde la ventana. La gente corre, el aire es fuerte y frío, y la lluvia cae con una furia increíble, parece que las gotas se hayan puesto de acuerdo para agujerear el suelo. Asombrada por la cantidad de agua que cae en pocos minutos voy corriendo a por mi cámara. Abro la ventana, cojo la cámara y enfoco hacía el edificio de enfrente, aparece el flash y en la imagen quedan grabadas cientos de gotas perfectas, las cuales se ven con total claridad.

Me tumbo en la cama y me pongo el pijama. Cierro los ojos y escucho la lluvia... Permanezco a oscuras y algún que otro rayo ilumina mi habitación. Los ojos comienzan a pesarme, y me siento algo pesada, me tranquiliza la lluvia. A veces oigo varios estruendos, son truenos, hay momentos en los que hay varios seguidos, pero al rato los oigo deo fondo, me siento relajada, a veces abro los ojos y veo como durante segundos mi habitación permanece iluminada por una luz blanca, me relajo, me doy la vuelta en la cama, abrazo a mi peluche y pienso: me gustan los día de lluvia.

sábado, 11 de octubre de 2008

Querido abuelo

Aun recuerdo toda sonrisa
aun recuerdo cada abrazo
aun recuerdo los besos
y caricias que un dia tu me habias dado.
...
Y miro al cielo y pienso
que tu estas alli
que nos vigilas y nos cuidas
y que jamás podre verte de nuevo sonreir.
...
Es tanta la tristeza que desvanece mi mirada
que una foto tuya y un calido recuerdo
hace que mi sonrisa, remueva mi cuerpo.
...
Y sí, un cálido te quiero
hubiese estado bien,
no lo dije porque si te soy sincera
me dio algo de vergüenza
y ahora que lo pienso, fue un total error
porque si en ese preciso momento
en el que yo te decia adiós
hubiese dicho algo con más amor
pensaría que te habrías ido con algo
más dulce que mi olor.
...
Y solo espero, querido abuelo
que allá donde estés
sonrias otra vez.
...
Te lo dice laura, otra vez.
Te quiero y te quiero
y siempre, te querré.

lunes, 6 de octubre de 2008

Una semana


Hoy una semana, tan sólo una semana y me parece demasiado ya.
¿De veras tengo que aguantar una vida sin ti?
¿De veras tengo que soportarlo?
¿Y como se hace eso?
¿Cómo puedo, que de la noche a la mañana, no verte nunca más? ¿Por qué te has tenido que ir? Yo no quería ¿sabes? Yo quiero que estés aquí y que como cada sábado y domingo ir a tu casa en bici y daros sorpresas e ir y darte dos besos y un abrazo. Y que me preguntes como van los estudios y que al contestar que bien, me digas que es lo que me toca hacer ahora y que siga así para llegar muy lejos. Y que me sonrías y me acaricies la cabeza despeinándome el flequillo. ¿imaginas lo que hecho de menos simplemente que me sacudas el pelo y luego yo diga.. ¡ay yayo! y te sonría? No, imagino que no lo sabes, aunque ojalá sí.
¿sabes que? Que aun no me lo creo, todo el mundo dice que ya no estabas muy bien y que por fin descansarás pero yo es que no quiero! Llámame egoísta si quieres...pero es que yo lo llamo quererte. Quizás pienses que soy posesiva pero es que a las personas que quiero no quiero que se vayan de mi lado y tu justamente tu lo has hecho.
Imagino que es ley de vida y eso..pero es que nadie quiere que ocurra.
Miro tus fotos y las contemplo durante miles de minutos, podría estar una tarde entera, me sumerjo en la imagen e imagino volver a abrazarte!
Te quiero.
¿Que si me acuerdo de tus últimas palabras hacía mi?
¿que si me acuerdo del último instante que pasé junto a ti?
¿ Que si me acuerdo de ese último instante?
Como olvidarlo! Cada palabra, mirada, sonrisa, y beso lo recuerdo, todo absolutamente todo permanecerá en mi, ¿a que no sabes donde? Sí yayo, has acertado! En mi corazón y en mi recuerdo, así nadie jamás me lo podrá arrebatar, nadie nunca en la vida podrá quitarme lo que la vida ya se ha llevado.
Ay tus últimas palabras... las pienso y las lágrimas recorren mis mejillas.
"Ay Laura! Qué guapa estás madre mía, estas hecha una mujercita!"
Al menos me viste guapa con mi vestido de boda y mi recojido de pelo.
Jamás olvidaré eso. Ni de eso, ni de cuando llegué, ni de cuando me fui.
Cuando llegue estabas sentado en tu sillón, mirando hacia el comedor, te di dos besos y un abrazo cuando estabas ahí sentado. Sillón en el que hace dos días acaricia como si tu estuvieses ahí. Y cuando me fui, sentado en el reposa-brazos del sillón, donde a la yaya no le gusta que nos sentáramos ahí, ¿lo recuerdas? ¿recuerdas mis últimos besos? Y mi "nos vemos pronto".
Y recuerdas tu famoso chiste que desde pequeños nos hacia reír a carcajadas y que lo contabas una y otra vez hasta que nos dolía la tripa de reírnos? Cuando recuerdo la escena, sonrió. Cuando miro tus fotos o bien sonrió y la acaricio o bien salen lágrimas brotando sin cesar hasta que llega un momento en el que pienso que no solucionará nada.
Te echo de menos y ¿sabes lo peor? que simplemente ha pasado una semana y yo quiero que vuelvas, quiero pasar mas momentos! Te había contado para la lista de mi boda! Quería que vinieses, quería que lo pasaras bien, como tú sabes!
¿y a que no sabes a quien tengo de fondo de pantalla? Sí a ti. ¿Sabes que foto es? No lo sabrás porque no te diste cuenta. La hice el día 24 de Diciembre del 2007 cuando pusiste música y comenzaste a bailar y hacer tonterías para que nosotros nos riésemos, como siempre hacías, tu siempre intentado que todo el mundo riera. Es cierto, que a veces tenías tus manías, aunque creo que como todos, y luego siempre diciendo tonterías y riendo. Recuerdo exactamente tu sonrisa, podría dibujarla.
Jolín, ojalá estuvieses aquí.
La yaya está mal, te recuerda muchísimo, creo que va a ser la que peor lo va a llevar. ¿Sabes? la visito con más frecuencia ahora, para que no se sienta sola. Cuando hablamos de ti y recordamos momentos al final siempre acaba llorando. Yo intento no hacerlo, me centro en abrazarla.
Moisés es el que mejor lo lleva, dice que estás en un sitio mejor, que ahora descansarás y que ahora nos cuidarás desde donde estés. El otro día te dedicó un gol.
David te lloró cuando él estaba sólo, ya sabes como es, no muestra mucho sus sentimientos.
Y bueno Patricia se llevo un gran disgusto después de su viaje a Los Ángeles.
No sé que más contarte, esta situación es muy rara, quiero que estés aquí y no se puede, es una sensación de impotencia, tristeza recuerdos, en general produce daño.
Siempre por mucho tiempo que pase siempre te recordaré y te escribiré, jamás en la vida me olvidare de ti, eres el único yayo que he conocido y recuerdo lo muy feliz que me has hecho. Siempre te querré.

Videos

Loading...