domingo, 26 de abril de 2009


Anoche me fui a dormir, sonó una canción y me acordé de ti.
Esa canción la ponías en el pub, que tiempos aquellos en los que tu tenías vida.
Ahora... ahora no.
Como te echo de menos. Recuerdo cuando, nos enseñabas como poner las luces, nos ponías música para que bailásemos, nos tirabas ese humillo con olor a algodón de azúcar que yo tantas veces te decía que me gustaba. Recuerdo como me cogías en brazos y bailabas conmigo. Recuerdo como cuando hablabas con la gente y yo desde ahí abajo te miraba con aires de interés. Recuerdo como cuando te ponías a bailar y yo le decía a la mamá "Mira mamá mira. ¡Mira como baila el iaio!" Y yo sonreía. Entonces me mirabas y me hacías gesto de que fuera y yo que no llegaba al metro me metía entre la gente y llegaba a ti. Siempre por supuesto con tu sonrisa.
Verás... te echo de menos quiero darte un abrazo. Es tan duro querer eso y saber que no puedes hacerlo por el simple y doloroso hecho de que no estás y que ya no estarás jamás. Dios mio abuelo, jamás. Como cambiarían las cosas si estuvieses aquí de nuevo. Ojalá pudieses volver. Sí, sí, sé que es ley de vida y todo lo que tu quieras pero me da igual la ley de la vida. He dicho que te quiero aquí. No hay vuelta de hoja, nada ni nadie, me hará cambiar esa idea. Te quiero, que te voy a decir... Son tantos momentos de mi vida... me es injusto nombrar algunos y dejarme otros a un lado pero... tu sabes y sabías todo lo que pasamos, todos juntos. Tengo ganas de verte, muchas ganas de verte. MUCHAS. ¿Que hago iaio? ¿Qué hago si tengo ganas de verte y/o de darte un abrazo? ¿Que hago si quiero pasar tiempo contigo?
No puedo hacer nada... Por mucho que pudiese hacer jamás conseguiría nada. Jamás podré de nuevo disfrutar de ti. Pronto harán 7meses y para mi es como si fuese ayer. Ha pasado tanto desde que te marchaste... Ahora la iaia viene todos los viernes a comer a casa, para que no esté sola. Va todos los domingos a verte al cementerio imagino que te hablará. Por favor escúchala. Haz algo si estás ahí. Espero que duermas en una nube cómoda y que tu corazón vaya bien allí. Nuestros corazones laten por ti, no lo olvides. Nosotros no te olvidamos.

jueves, 23 de abril de 2009




Varios días sin verte.Comienza más fuertemente ese echarte de menos.Me apetece darte un abrazo y reír a tu lado. ¿Que idea más tonta no? Me conformo con eso. Poder ver tu sonrisa.Creo que no vas a poder imaginar lo que me encantas.No, creo que no. Lo siento pero creo que no es posible porque a veces incluso me asombro yo.Cada vez más y más importante a pasos AGIGANTADOS



te quiero...


Hacía frió, yo acerqué mi cabeza en tu hombro, hablábamos, nuestros labios se rozaban, estábamos muy juntos, finalmente dimos el paso, nos besamos. Nuestro primer beso, bajo un cielo grisáceo de una tarde de Noviembre
¿Recuerdas?

miércoles, 22 de abril de 2009

Mi primer premio



Mi primer premio, otorgado por David Bayón Gil http://nazcaexperience.blogspot.com/
EL premio en sí me hace ilusión no sólo por ser el primero sino porque alguien se ha acordado de mi a la hora de "entregarlo" y eso ya supone que por lo menos ya existe una persona que te lee y que curiosea este pequeño mundo propio.
Palabras de agradecimiento para todos, tanto los que pasáis y me leéis y me dejáis un comentario (cosa que siempre ilusiona el poder ver comentarios nuevos, que alguien ha leído tu mini historia), como los que pasáis silenciosamente, me leéis y no comentáis. A todos por dedicar dos minutos o los que sean de vuestra vida en leer unas pequeñas palabras que unidas forman frases, con éstas oraciones y finalmente textos, algunos más breves otros más extensos pero de igual forma dedicais ese tiempo a algo creado por mi. Y eso me fascina.
GRACIAS, por pasar, por leer, por poner una sonrisa, porque al leerlo has sentir algo, por quizás inspirarte para otros textos, simplemente gracias pro estar en esta pagina de las miles de millones que existen y que dedicas tu tiempo en mi.

viernes, 17 de abril de 2009

Me dijo que nos veríamos pero...

Me dijo que nos veríamos pero no fue así.

Era Diciembre habíamos quedado tras miles de cartas de amor en la típica estación de tren como en tantas películas sucede. De noche, con un frío que helaba más allá de los huesos.
Habíamos quedado a eso de las 22:00. Yo vivía a las afueras así que debía coger ese tren, él me esperaría con un ramo de rosas rojas en sus brazos. Nunca antes nos habíamos visto. Yo estaba nerviosa, mi estómago estaba cerrado. Sí, por fin vería sus ojos, sus labios... ¡por fin lo vería!
Llegué a la estación a las 22:05, he de decir que mi tren se retraso unos minutos. La niebla era espesa. Busqué a un hombre joven con un ramo en sus brazos, pero no lo encontraba. Pasaron los minutos y mi espera me producía impaciencia, incertidumbre... Cuando se hizo cosa así de las 23:30 pensé que no había querido venir, que realmente no me amaba o quizás no tanto como yo a él. Metí mis manos en los bolsillos del abrigo, me coloqué correctamente mi gorro de lana y anduve a solas por esas calles frecuentadas por algunos jovenzuelos. Como ya había perdido el último tren que me llevaba a casa decidí pasar esa triste noche en un hostal, propiedad de unos amigos, que me harían buen precio.
Mi corazón estaba destrozado, creí que Gabriel me amaba, esas cartas, esas palabras... No lo podía creer. Pasé la noche con sollozos y lágrimas y apenas pude dormir.
Al día siguiente, fui a tomar el desayuno, sonaban las noticias en la radio.
A un joven lo habían tiroteado esa misma noche, en él un ramo de rosas rojas con una etiqueta que decía:
Para ti, Elisabeth,
te amaré siempre
Tu eres mi princesa.
Al escuchar esto, no pude creerlo lloré hasta lo incansable y me desmayé.
Esa tarde, lo enterraban. Fui y lo ví, sus ojos cerrados, sus labios... unos labios claros, no pude evitarlo, cerré los ojos y lo besé.
Era nuestro primer beso y su corazón ya no latía. Entonces sentí un dolor en el pecho, mi corazón dejó de latir.
Mi corazón no supo hacerse a la idea de vivir sin su otra mitad.
Esa noche enterraron a esa joven, Elisabeth, junto a Gabriel.
En sus esquelas, con letras doradas:
Por que el amor en vida
no pudo unirlos.
Elisabeth y Gabriel
En el cielo se seguirán amando.

lunes, 6 de abril de 2009

Un mundo

Hoy voy a crear un mundo.
Un mundo con palabras pero sin rimas. Con suspiros que formarán la brisa del mar. Con sonrisas que formarán la gran luz del Sol, con llantos que formarán las lluvias. Con tristeza que formarán los lugares más oscuros, con alegrías que formaran grandes prados y zonas verdes. Mi mundo estará formado por los sentimientos.
¿Y cuando estés enamorado? Se unirán todos juntos se pegarán un revolcón, saldrán las mariposas y se producirá un gran arco iris en ese bonito cielo azul.
Pero cuidado a veces a los sentimientos le apetece pasear sólos. Intenta que no salga el llanto o la tristeza o te llevarán a una intensa oscuridad donde difícilmente se podrá salir. Recuerda. La sonrisa es la luz del Sol, sólo tendrás que sonreír.

domingo, 5 de abril de 2009

Todo perfecto


Jugar con tu pelo, mientras vemos la película, abrazarte a pesar de que haya un brazo de la butaca en medio. Apoyar mi cabeza sobre tu pecho y yo despaldas a esa gran pantalla, sólo escucho los latidos de tu corazón. Un beso en la frente. Me das un abrazo y me acercas a ti. "Escucho los latidos de tu corazón" - "Eso es porque estás cerca".

Tarde, noche.. todo perfecto.

Son esas sonrisas angelicales, esa mirada dulce y esas manos suaves, tus continuos abrazos, es todo, todo lo que haces. Cada palabra, cada beso. Cada TODO.
No importaba la película yo sólo quería seguir abrazada a ti.



ME ENCANTAS

jueves, 2 de abril de 2009

Me has enseñado grandes cosas.


Eres grande, como Padre que eres, y sobre todo como persona.
Me has enseñado muchas cosas. De hecho soy como soy por ti.
Soy el reflejo de mis propios pensamientos pero muchos de ellos los tengo porque tu me lo has enseñado. Todo aquello que sé de la vida es porque tu me lo has mostrado.
Es cierto que la mayoría de veces digamos un 85% siempre estamos riendo, pero como todas las personas no siempre nos reímos y hay algún momento en los que discutimos ¿Por qué? Somos un par de cabezotas, tanto que algún día hemos discutido de quien es más cabezota de los dos. Estoy orgullosa de lo que eres. De como eres. Has tenido una vida dura pero tu alegría, tu optimismo y tu forma de ver las cosas te convierten en una maravilla de persona que ha luchado por lo que ha querido y que no siempre ha tenido lo que ha querido pero que siempre ha querido lo que ha tenido. Somos los que siempre reímos en casa. Los que nos reímos de las bromas del otro. Soy parte de ti y eso me encanta. Me gusta que nos parezcamos en la forma de ser y que digas que estás orgulloso de mi. Te quiero Papá.


Felicidades


miércoles, 1 de abril de 2009

I de me Importas

A veces se dicen cosas que no piensas o no sientes a una persona que quieres simplemente con el hecho de que en el fondo finalmente será feliz. Esto es una situación difícil. Se trata de decir cosas que no quieres decir, porque piensas y porque sabes que se dará cuenta algo más tarde y que podrá estar bien. Es difícil por que en el fondo se trata de mentirle a esa persona y sobre todo a ti misma/o. Además es tan duro que cuando lo haces las lágrimas juegan libremente por las mejillas. Lo peor es que cuando ya lo has hecho, cuando ya has dicho todo eso la otra persona dice que no se lo cree que sabe que no es cierto, en ese momento es cuando te das cuenta de que encima le has estado demostrando eso que sentías, eso que pensabas y además te das cuenta de que te conoce bien. Puede sonar absurdo, pero hay algunas situaciones que tu ves que esa persona importante puede estar mal, una situación difícil que ves que en el fondo hubiese sido mejor para él no compartir camino contigo, pero él no quiere a pesar de su extraña, peculiar y MIERDA de situación y tu te das cuenta de que piensas igual que él. Entonces es el momento en el cual él dice que no se ha creído nada de lo dicho anteriormente y que sólo y únicamente lo creerá cuando cuelgues el teléfono. Ahí es donde te das cuenta de que no puedes y se lo dices. Sabes que no puedo hacerte eso. De igual modo finalmente con el dolor de tu corazón piensas "es mejor para él" y con lágrimas en los ojos y costándote mucho cuelgas el teléfono, te arrodillas en el suelo y las lágrimas caen en un llanto insonoro. Te secas las lágrimas con la manga de la camiseta. Intentas sonreír, bajas la cabeza para que tus padres no sepan que has llorado y te metes en la habitación. Entonces te conectas y lo ves conectado. Un corazón partido en el nick. Duele. No lo saludas... piensas que después de todo ya habrás hecho bastante, hablarle ahora después de haberle colgado sería reírse un poco de él. Te desconectas y piensas en estudiar, pero no puedes, estás en no conectado y él esta ahí. Te vas del ordenador e intentas hacer cualquier otra cosa, pero no. Sigues pensando en él. Vuelves y te conectas no saludas a nadie porque sólo quieres hablar con él, de repente había pasado algo y en cuestión de segundo te habías dado cuenta de que habías hecho lo mejor por su bien, algo que él no sería capaz de hacer. Abres su ventana pero no hablas, al rato un "puedes saludarme eh". La conversación es breve y demasiado fría además de alguna frase tipo "si esto es lo mejor para mi te has lucido eh", cosas que comprendes pero te duelen. Duelen tanto que si te clavasen un puñal en el pecho dolería menos. Explotas, ambos lloráis, cada uno en su casa, cada uno frente a su ordenador... Habláis de lo ocurrido, no había pasado ni dos horas y os dais cuenta de que así no podéis vivir. De que tanto tu como él estáis tristes. Ahora es cuando le dices lo mucho que te importa, que sientes haber dicho todo eso que no era cierto. Tras lloros, llantos y pequeñas sonrisas todo vuelve de nuevo, la cosa está extraña, os decís lo mucho que os queréis y finalmente se produce una bonita reconciliación. Sólo en un día han ocurrido muchas cosas, por la mañana has sonreído y eras feliz y de un momento a otro has pensado muchas cosas has tomado decisiones y has llorado, además de hacer llorar a una persona que te importa. Te das cuenta de lo que puedes llegar hacer por su bienestar aunque él no piense como tu. Simplemente has estado dispuesta/o a jugarte incluso la amistad solamente porque eso finalmente puede hacerle feliz. La vida da muchas vueltas y es mejor que estés a mi lado.

Videos

Loading...