miércoles, 18 de agosto de 2010

A veces,

A veces, crees tener todo en la vida claro, y un día de repente todo cambia y no sabes realmente porqué, ni cómo y piensas, que tal y como estabas, estabas bien... pero... va pasando el tiempo y vas intentando que los pájaros de tu cabeza se calmen y vuelva cada uno a su lugar y dejen de revolotear, hasta que un día lo consigues o al menos parcialmente. Tomas decisiones que quizás puedan herir a alguien pero... pero es tu vida y debes hacer lo que realmente quieres hacer. Pensé en que vida solo tengo esta y debía hacer lo que realmente quería y si no estaba segura de lo que estaba haciendo dejarlo, aclararme y continuar con otras cosas.
A veces una decisión te cambia la vida.
Mi caso.
Es duro porque por un lado la decisión puede afectar a alguien y con ser un poco de persona te sientes mal por ello. Pero por otro lado tienes tu decisión que si la has tomado es por algo y te hace feliz.
Ultimamente estoy feliz, ilusionada diría, con proyectos y cosas en mente. Tengo ganas de salir de aquí. Tengo ganas de viajar. Últimamente no paro. Pero viajar a un lugar donde nadie me conozca y empezar una nueva vida con una persona increíble. Una persona que no decidí conocer y que no decidí sentir esto, pero fue así de repente apareció como de la nada y cada día lograba que fuera más feliz. Y lo sigue haciendo. Algún día os iré hablando más de esta persona, pero con más tiempo. Más adelante porque todavía es pronto para decir nada.


Mientras tanto solo me queda sentarme y esperar... esperar a que vaya pasando este curso nuevo y empezar un proyecto juntos.

Tengo ganas de que todo salga bien.

(En la foto él, ayer, se fue de nuevo...)

No hay comentarios:

Videos

Loading...